El sector azulejero aumentó un 6% sus ventas en 2017, hasta los 3.510 millones

El 75% de la producción va al exterior, con fuertes crecimientos en la UE y en EE.UU.

El sector azulejero registró un aumento del 5,9% de las ventas totales en 2017, hasta alcanzar los 3.510 millones de euros, impulsadas por el mercado exterior y el repunte por primera vez en los últimos años de las ventas en España, según ha explicado hoy el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), Vicente Nomdedeu.

Aunque el 76,5% de las ventas provienen del mercado internacional, que en 2017 alcanzaron un récord histórico, en el pasado ejercicio se inició un repunte de las ventas nacionales, con un crecimiento del 10,5%, hasta 824 millones de euros.

El sector azulejero es el tercero que más superávit comercial aporta a España, es el primer país exportador de cerámica en volumen de la UE -tras superar a Italia- y el segundo del mundo.

La producción alcanzó los 530 millones de metros cuadrados, un 7,7% más que en el ejercicio anterior. «Aunque hemos superado las cifras de la crisis -400 millones-, aún no hemos recuperado los datos anteriores (640 millones)», subrayó Nomdedeu.

En cuanto a las exportaciones, ascendieron a 2.686 millones de euros, un 4,5% más que en 2016, siendo la Unión Europea el principal importador del azulejo español, al concentrar el 47,7% de las ventas al exterior. Además de Europa, donde Francia sigue encabezando el ranking de mercados, destaca EE.UU. con un alza del 24,5% en su importación. Rusia ha importado un 8,6% más de baldosa española, por lo que vuelve a situarse entre los principales destinos tras las duras caídas experimentada en los últimos años.

Ascer prevé mantener el crecimiento moderado durante 2018. En el mercado doméstico, la previsión de crecimiento se sitúa entre el 7-8%. Por su parte, los indicativos globales son positivos y sitúan al comercio exterior como principal motor del sector. Sin embargo, el sector mantendrá la incertidumbre frente al bloqueo de Argelia, las negociones del Brexit y la orientación proteccionista de algunos mercados.

Vicente Nomdedeu ha recordado las principales reivindicaciones del sector para mejorar su competitividad y continuar manteniendo una posición de liderazgo exportador. En concreto, ha pedido a los gobiernos más atención para este sector, ha demandado un mayor apoyo a la industria innovadora y ha reiterado que los costes energéticos son una de las principales trabas para el sector que lo aleja de otros mercados más competitivos. «La energía es el tercer mayor coste -tras personal y materia prima- para la fabricación de baldosas cerámicas, por lo que es necesario un mercado energético más competitivo, con unos peajes más bajos sin que incluyan costes que no son operativos», ha reclamado.

El impulso de mejores infraestructuras como el corredor Mediterráneo -«hasta ahora solo se han hecho chapuzas»-, el apoyo a la cogeneración, en lo que el sector cerámico es pionero, y el apoyo a la reforma y la rehabilitación de viviendas y edificios tras la aprobación del Plan Estatal de Vivienda de 2018 son otras de las principales demandas del sector.

 

También te puede interesar

Deja un comentario